“LOS NOBLES SALVAJES” de IÑIGO COPPEL presentación en Madrid 10/NOV

["RED SHOES COMUNICACIÓN"]

CONCIERTO PRESENTACIÓN 10 NOVIEMBRE GALILEO GALILEI MADRID

“LOS NOBLES SALVAJES” DEL GRAN IÑIGO COPPEL

Los Nobles Salvajes llegan y los corazones se estremecen a su paso.

Iñigo Coppel es el culpable, señálenle a él. Por existir para componer; por respirar para dar aliento a una guitarra; por aferrarse a la vida para devolver el regalo de estar vivo en forma de canciones que le dejan a uno desarmado y con las defensas emocionales por los suelos. Porque ¿cómo podría ser que, si uno tiene una pizca de sensibilidad, el corazón no se le conmoviera y resquebrajara con una música que bebe a grandes tragos de la chanson, el music hall, el tango, de Dylan sin paliativos, de la canción de autor preñada de ironía y dulce melancolía, de las viejas tonadas marineras de los piratas…?



       Pulsa sobre el cartel para conseguir tu entradas

Guiado por la mano sabia de José Nortes en labores de grabación y producción en los prestigiosos estudios Black Betty y con el concurso de Jairo Martín al piano y Manu Clavijo en el violín –más una horda de coros libertarios con sabor a salitre-, Iñigo pone en estos días en circulación su cuarto disco Los Nobles Salvajes y el mundo, extrañado, deja el móvil a un lado y abre las orejas para empaparse de la poesía que destila un disco insólito. Poesía desgarrada en 14 de Enero (caminando como James Cagney pero desnudo), tema que podría haber firmado perfectamente Jacques Brel; poesía que se mece a ritmo de tango en ¡Éramos tan jóvenes!, dándole la espalda al reloj biológico en beneficio del cronómetro romántico; poesía que viaja en trenes como suspiros en Luces de Atocha. Poesía que también es compatible con la sonrisa que brota espontánea al escuchar La Balada de Edu El Rata, crónica de un músico neofito y perdido en la Meca de la Canción, o el Blues hablado sobre la propuesta de ley para soltar leones persas en las calles de Madrid, idea que, si uno lo piensa bien, tiene su lógica. Poesía que se torna profunda y reflexiva sobre el absurdo de la civilización en A mayor gloria de nadie o sobre el perdón y sus entretelas en Balal, Abdollah y Maryam.

Poesía erguida en la cubierta de un bajel para gozar de la libertad, libertad, libertad” en Iñigo Coppel viaja al siglo XVII y se une a los piratas de Libertalia. Poesía dulce y apasionada al pie de la tumba de un rapsoda inmortal en Mujer de Père-Lachaise. Poesía de amor eterno y maldiciones rotas en Hermana. Los Nobles Salvajes avanzan por la geografía desnuda de un tiempo en el que la verdad, la belleza, la poesía y las buenas canciones son casi una especie en extinción en esta era de placeres virtuales –o sea, no reales.

Celebrémoslo apagando el móvil y señalando al único culpable de esta nobleza y este salvajismo: Iñigo Coppel.

Texto: Fernando Martín (Periodista y músico)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s