LORENZO VILCHES en Libertad 8 (14-02-2017) o como San Solterín venció a San Valentín

San Solterín venció por goleada a San Valentín, con una ruptura de tópicos épica

Pasaban las diez y cuarto de la noche del 14 de febrero en el número 8 de la Calle Libertad, cuando un caballero con una rosa roja en la mano – y que responde al nombre de Luis, según supimos posteriormente-, hizo su entrada poco “triunfal”, ya que tropezó o lo fingió y casi cae sobre Lorenzo Vilches, quien ya se encontraba en el coqueto escenario del mítico templo de la canción de autor.

Tras la irrupción del torpón Cupido, Vilches presentó su actuación, que había tenido un calentamiento previo en las redes sociales sobre si el concierto iba a ser especialmente dedicado a parejas dada la fecha – San Valentín – o precisamente todo lo contrario, solteras y solteros irredentos – celebrando San Solterín – y quizá un poquito envidiosos de no disfrutar las mieles del amor, de una forma digamos un tanto más convencional…

vilches1

Lorenzo Vilches en Libertad 8 (14-02-2017)

“Alas de libélula” y “Verte desnuda” fueron los temas que dieron paso al estreno de una nueva canción, titulada “Ser” y que según el propio intérprete la había escrito tras ser testigo de los comentarios originados sobre si el concierto iba a ser de celebración del Día de los Enamorados, o precisamente de elogio de quiénes no lo están ( o no son correspondidos, que de todo hay), y dada la tradicional fama – y a veces, justamente merecida – de lo depresiva y ñoña que es la denominada “canción de autor”.

Las siguientes en ser interpretadas fueron “No me quieras salvar” y “No voy a llamar”, con un ambiente silencioso en la sala pero al que llegaban los ecos de las carcajadas de los que estaban en la barra, que llevó a Lorenzo a lamentarse indicando “yo aquí cortándome las venas y los de la barra muertos de risa”, comentario que aparte de real suscitó las risas entre las cerca de cuarenta personas presentes el espacio escénico de la conocida sala madrileña.

En fecha tan señalada, Vilches preguntó si se encontraba en la sala alguna pareja que estuviera festejando su amor en el concierto para dedicarles a las parejas “Redes antisociales”, y como la respuesta fue negativa, optó por dedicársela a las “no parejas” y también a los follamigos. Tras esta especial dedicatoria, llego una “Diosa en zapatillas”, estupendamente acompañada de Miguel Sueiras saliendo a mitad de la canción desde las “bambalinas” de Libertad 8.

miguelsueirasylorenzovilches

Miguel Sueiras y Lorenzo Vilches

“Adiós amiguet” que es un himno a la paciencia desarrollada por esos amigos que quieren avanzar un paso más en la todavía relación amistosa a secas, pero que se queda ahí. No en vano, e incluso hay estudios de Universidades del país donde manda Trump que indican que la amistad igualitaria entre hombres y mujeres es totalmente imposible porque uno de los dos siempre tiene una expectativa de cambio de status. No es que queramos discutir a los de Wisconsin (os confieso que lo iba a poner un poco a voleo, porque queda bien, pero en aras de contrastar, he tirado de buscadores, y resulta que sí, que hay al menos uno que tiene su origen en dicho estado del Medio Oeste), pero suponemos que hay tanta casuística como personas hay en el mundo y llegar a cualquier tipo de conclusión al respecto, es cuanto menos osado, porque como en todo, cada uno al final acaba contando la feria, como le ha ido en ella.

La poetisa María Guivernau recitó “Sé a que sabe el miedo” acompañada Lorenzo Vilches al piano, uniendo grandes dosis de emoción y música que llenaron la atmósfera del Libertad 8. Lo que no se puede percibir claramente en la foto inferior – mi Smartphone es una patata, así que aprovecho para pedir perdón por la calidad de las fotografías que acompañan estas letras – es el teléfono móvil de Guivernau, de donde leía su poema, ya que al parecer, esta intervención no estaba prevista, pero estos “atracos” nos encantan…

mariaguivernauylorenzovilches

María Guivernau y Lorenzo Vilches

Tras el momento más poético del concierto el, en otras ocasiones “escudero de lujo” interpretó “Muchachita punk”, acompañado por las palmas de un público que estaba disfrutando, pero que igual no sabía hacérselo patente ya que Lorenzo comentó que aunque él pensaba que iba a salir un concierto romántico y que, sentía haber decepcionado a los asistentes, había salido uno de los más gamberros y solicitó un aplauso “para vosotros que sois mis amores”.

20170214_223455
“Noches de perros y vino” y esa gente con complejo de Cenicienta, eso es que a las 11:45 se levanta y se pone de pie para irse, sin respeto a los artistas ni al público asistente. Que yo entiendo que la gente tenga que salir por diversos motivos, pero para eso, esa ese tiempo entre canción y canción para salir a fumar en virtud de la legalidad vigente, a llamar por teléfono o a cualquier otra cosa que sea menester … Es deseable que sólo las que están “Detrás de la barra” deambulen, precisamente ejerciendo su papel durante las interpretaciones de los artistas.

Otra de las colaboraciones de la noche fue la de la cantautora Gema Hernández, que de forma exclusiva – ya que nunca había actuado a los teclados – interpretó uno de sus temas, en una actuación que sirvió de aperitivo al concierto previsto varios días después en el mismo local.

gema-hernandez2

Gema Hernández

En ese mismo día en que en las redes antisociales se había discutido sobre el machismo o no de las letras de algunas canciones – clasicazos de la música de todos los tiempos y todos los estilos mirados con la óptica actual harían sonrojar a sus autores o en el peor de los casos los acercarían al patíbulo -, el músico de Ibiza descendió en su interpretación a la “diosa de las zapatillas” a las peores de entre las hijas de Eva; así en este sentido “Brujas” fue el siguiente tema que Vilches tocó , y que como su nombre indica pues digamos que no deja muy bien a las mujeres en general y alguna en particular…; si bien como todos sabemos, la diferencia de ser brujas a magas está en los polvos…, mágicos, por supuesto.

Y hablando de polvos, “Tres” fue la siguiente canción que llevó Vilches al escenario. Para quien no conozca la canción, – no sé qué hace que no tira de youtube – versa sobre las vivencias del autor a la hora de solicitar colaboración para realizar un trío. Y vamos a dejarlo ahí, que en esto las cosas se acaban yendo de las manos…

Y después de estos asuntos, llegó Fran Fernández, quién venía de un concierto benéfico en otra sala madrileña, se subió al escenario para interpretar “Eternidad provisional” junto a Vilches. Ambos con una maravillosa complicidad, que parece no tener nada de provisional y mucho de eterna desde que se conocieran hace ya tiempo, a través de otro grande y nuestro violinista preferido, Marino Sáiz, según nos comentaron.

franfdezylorenzovilches2

Lorenzo Vilches y Fran Fernandez

Finalmente “28 días” con el saxo de Miguel Sueiras sirvió para cerrar el concierto y para desear que los días que faltan para el segundo disco de Vilches sean los menos posibles, tras una noche de música y buen rollo como la que tuvimos la suerte de disfrutar en el Libertad 8.

miguelsueirasylorenzovilches2

Miguel Sueiras y Lorenzo Vilches

Texto y fotos: M.J. Regueras Lacuna
Edición: Merche Araujo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s